jueves, 29 de noviembre de 2012

Las sondas vesicales: usos y tipos

Las sondas vesicales son productos sanitarios, desechables al usarlos, tienen forma de tubo. Tienen una punta agujereada, un pequeño balón inflable para retener la sonda en vejiga, y en el otro extremo pueden tener 1, 2 o 3 vías o luces para la salida de la orina, el inflado del balón y para irrigar la vejiga.

Se caracterizan por el número de luces o vías, su longitud, su calibre y el material con que están hechas. Su calibre se gradúa en números que van del 8 al 30, aunque las más usadas son del 14 al 22 en adultos, y del 6 al 10 en niños. La longitud en sondas masculinas es de 40 cm y en mujeres y niños es de 20 cm. Esto se debe al mayor recorrido de la uretra en los hombres adultos.

USOS: Se utilizan en variados casos, como pueden ser:
- Retenciones urinarias (la persona no es capaz de vaciar la vejiga por si misma)
- Incontinencias urinarias (la persona, por el contrario, no es capaz de controlar la salida de orina)
- Recogidas de muestras de orina para análisis
- Determinar la orina que puede quedar residual tras una micción realizada voluntariamente
- Lavados vesicales
- Administración de medicación en vejiga
...

MATERIALES: Los materiales con que están hechas suelen ser: látex, silicona y de materiales plásticos como polivinilo o poliuretanos.
- La silicona es el material más biocompatible, da muchos menos problemas, pues no se presentan alergias ni reacciones en los pacientes, porque son bastante finas,lo que les hace tener una luz interior (el espacio dentro de la sonda, por el que va la orina) más grande.
- El látex es muy común, pero al contrario que la silicona, puede ofrecer más problemas de alergia, por lo que generalmente estas sondas están recubiertas por una capa de silicona.

TIPOS: Los diferentes tipos de sondas utilizadas reciben generalmente nombres propios. Dentro de las más comunes están las sondas Foley, las Nelaton o las Tiemann. También hay, por ejemplo, otras sondas llamadas  "condón", cuyo nombre es curioso, y no, no sirven como método anticonceptivo, por si cabe la duda :)


  • Foley: Tienen dos vías, pueden ser de silicona o látex, y son para sondajes permanentes, es decir, que se mantienen durante un espacio determinado de días.


  • Nelaton: Son de sondaje intermitente, se van a retirar de la vejiga en cuestión de minutos. Son de látex, tienen una sola vía o luz (pues no tienen balón) y su calibre va del 4 al 18.
Con relación a esto, en la década de los 70 se produce un hecho importante: el Dr. Jack Lapides desarrolla el Sondaje Intermitente Limpio (o SIL), que permite realizar la técnica de sondaje vesical intermitente fuera del ámbito hospitalario, e incluso la persona interesada puede realizarse a si misma el sondaje (Autosondaje Limpio Intermitente, ALI).

  • La sonda Tiemann es de sondaje permanente, y tiene como diferencia una punta ligeramente acodada y fina, para utilizar en casos de pacientes con la uretra estrecha.


Si os interesa ver cómo se hace un sondaje vesical, y para los que ya sepan cómo se hace pueden verlo porque yo ya he visto algo que nunca vi hacer, os dejo este enlace que lo explica paso a paso con personal del 061.

Aquí termino el maravilloso mundo de las sondas vesicales. Muchas gracias por leer, espero como siempre que os haya gustado y que hayáis aprendido leyendo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Free First Aid Cursors at www.totallyfreecursors.com