martes, 11 de diciembre de 2012

Por debajo de la dermis: vía subcutánea


¡Buenos días por la noche!

Hoy voy a hablaros de la vía subcutánea para la administración de medicamentos. Si habéis estado siguiendo este blog, ya sabréis algo del apartado de las insulinas, si no, aquí aprenderéis todo lo necesario.


La vía subcutánea es, después de la vía oral, la más preferible. Es de efecto rápido y prolongado, no requiere la colaboración del paciente en cuestión, y no daña vasos ni nervios, ya que no llega a esas profundidades.

La medicación subcutánea se pincha en el tejido subcutáneo situado debajo de la dermis, es decir, el la capa de grasa que hay debajo de la piel. Este proceso no es especialmente doloroso y no requiere hospitalización.

Es el empleado para administrar insulinas, otros medicamentos, como la morfina o la heparina y las vacunas.

Teóricamente se puede pinchar en cualquier parte del cuerpo que tenga tejido subcutáneo, pero se suele ir a una serie de zonas que son más prácticas, como la parte superior del brazo o el abdomen.

Después de elegir la zona a inyectar, se coge un pellizco de piel con tejido subcutáneo y se pincha la aguja con una inclinación de aproximadamente 45 grados, se vacía la aguja y se retira. No se debe frotar la zona.

No me enrollo más, que de esto ya os he hablado un poco.

Nos vemos mañana, ¡sed felices!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Free First Aid Cursors at www.totallyfreecursors.com